Claves para generar confianza en tus consumidores mediante el etiquetado precautorio de alérgenos

Laura LópezBy Laura López 5 meses agoNo Comments
Home  /  blog  /  Artículos  /  Claves para generar confianza en tus consumidores mediante el etiquetado precautorio de alérgenos
Etiquetado Precautorio de Alérgenos

La información presente en los productos alimenticios es importante, destacando el etiquetado de sustancias alérgenas o que puedan causar intolerancias, y el de sus trazas. La normativa actual determina un listado de 14 alérgenos, configurados como los más importantes a nivel de incidencia, cuya identificación en el etiquetado es obligatoria. Precisamente en el diseño del etiquetado la industria alimentaria se enfrenta a un problema, ¿qué hacer o cómo etiquetar la posible presencia de trazas de alérgenos en el producto?

Lo primero que debe ser tenido en cuenta es que no existe una normativa que regule específicamente la posible presencia de trazas, pese a la existencia de una previsión en el Reglamento (UE) nº 1169/2011 de la posible futura incorporación de normativa al respecto. Dicha futurible modificación queda aún lejana, habida cuenta de la dificultad existente en cuantificar la presencia mínima de todas las sustancias alérgenas que no provoque una reacción alérgica o de intolerancia en los consumidores, en tanto en cuanto existen muy diversos umbrales de sensibilidad. Por ello, el desarrollo normativo previsto requiere ir de la mano con el avance científico.

Así pues, actualmente el operador alimentario debe cumplir las normas generales del Derecho Alimentario, esto es, los requisitos relativos la higiene del Reglamento (CE) nº 852/2004, y de la seguridad de los alimentos del Reglamento (CE) nº 178/2002. Además, en aplicación del Reglamento (UE) nº 1169/2011, la información voluntaria proporcionada debe basarse en los datos científicos pertinentes.

Por tanto, el operador alimentario debe realizar todo cuanto esté en su mano para evitar la contaminación cruzada, y tan sólo si habiendo realizado dicho esfuerzo continúa existiendo el riesgo de dicha contaminación cruzada, podrá indicar en el etiquetado que «puede contener trazas de…». A sensu contrario, no es correcta la utilización de expresiones similares a “Puede contener trazas de…” que no estén basadas en datos científicos y que además se realicen sin haber tratado de evitar al máximo dicha contaminación cruzada.

La importancia del etiquetado de las denominadas trazas reside en la imposibilidad de determinar para todas las sustancias alergénicas un nivel mínimo de no alergenidad.

Opinión científica de EFSA sobre el etiquetado de trazas

Al respecto se ha pronunciado la European Food Safety Authority (EFSA), en la opinión científica publicada en 2014. De manera tal que, para proteger al consumidor de una posible reacción adversa, el operador alimentario debe proporcionar la información relativa a la posible contaminación cruzada o existencia de trazas de sustancias alergénicas, basándose, como ya se ha indicado, en evidencias científicas, y siempre tras haber implementado sistemas para la evitación de dicha contaminación.

Posición de FIAB respecto del etiquetado precautorio de alérgenos

Al respecto, por su relevancia y novedad, debe destacarse el documento presentado por la FIAB el pasado 20 de octubre de 2016: «Etiquetado precautorio de alérgenos (EPA): un enfoque científico basado en la evaluación cuantitativa del riesgo». Supone un compromiso de la industria en la realización de un enfoque científico previo al etiquetado, evitando así una sobrerrepresentación de las trazas en el etiquetado, con los problemas para la salud de los consumidores y la seguridad de los mismos (riesgo inducido), así como de la confianza en los operadores alimentarios, que ello pueda conllevar.

En el cuerpo del mismo se indica respecto del Etiquetado Precautorio de Alimentos que «el EPA sólo debe aplicarse cuando un riesgo definido y apreciable ha sido identificado a través de una evaluación cuantitativa del riesgo». Además, se indica que «el EPA debe cubrir cualquier sustancia o producto que cause alergias o intolerancias y que figure en el Anexo II del Reglamento» y que «debe distinguir claramente entre la información de alérgenos proporcionada en la lista de ingredientes y el etiquetado de alérgenos precautorio para aquellos alérgenos que pueden estar involuntaria e inevitablemente presentes».

El Documento de la FIAB apuesta además por una única redacción, que sea clara y que tenga el mismo significado en todos los países, recogiéndose «puede contener: [ ]», es decir, se evita el uso de la palabra trazas y se indica claramente qué sustancia puede contener el alimento.

El planteamiento seguido por la FIAB es consistente con la legalidad establecida y con la finalidad de protección del consumidor que subyace de la misma, por lo que se recomienda su seguimiento.

Si necesita más información, o comprobar el cumplimiento normativo de la información presente en el etiquetado de sus productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros en el portal de Derecho Alimentario de ainia; Lexainia.

También puede estar al día de la actualidad legislativa aplicable tanto al etiquetado como a su producto, en el boletín gratuito Tecnoalimentalia.

Category:
  Artículos
this post was shared 0 times
 100
Laura López
About

 Laura López

  (2 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.